Select Page

images-1

 

Una de las funciones de nuestros ángeles es ayudarnos en el proceso de cierre y apertura de ciclos;  nos ayudan a dejar atrás todo lo que ya no necesitamos o que nos estorba en nuestro crecimiento, para dar paso a la creación de nuevas y maravillosas experiencias.

Es por eso que para terminar el 2014 e iniciar el 2015, pedimos ayuda a nuestros ángeles y más que una serie de rituales a seguir, ellos nos dan guía de acciones a tomar.  

PARA DESPEDIR EL 2014:  

¡Gracias, gracias, 

gracias! 

Haz una lista de todo aquello que haya sucedido en este año y agradece.   Inicia por lo más positivo y continúa con aquellas cosas que aparentemente  no fueron buenas,   lo que más  trabajo  te costó,  ¿Que tienes que agradecer de estas situaciones aparentemente negativas?    ¿Qué bendiciones escondidas trajeron consigo?   ¿Qué lecciones te dejaron?   AGRADECE TODO EN TU VIDA,    te darás cuenta de que todo lo sucedido tuvo su razón de ser y que seguramente te dejó grandes bendiciones. 

La acción:   Invitar a la familia a que cada uno exprese tres agradecimientos sobre situaciones vividas en el 2014.

¡Soltar lo viejo!

Es momento de cuestionarte ¿Qué he estado cargando que no me corresponde?  ¿Qué resentimientos,  rencores, culpas estoy llevando a mi

s espaldas?  ¿Qué pensamientos,  prejuicios,  ideas,  tabúes hay en mi cabeza que no me permiten caminar ligero?    Este es momento de sostener en tu corazón el deseo de liberar todo lo que te estorba.    

La acción:    Cada miembro de la familia,  escribirá en un papel aquellos aspectos que  quiere liberar.   Unos minutos antes de terminar el año,  hacer un círculo alrededor de una pequeña fogata;  invocar a los ángeles de los presentes y a Dios;  cada  persona pasará a quemar su papel,  la manera en que el papel se consuma, tiene que ver con la forma en que los aspectos se liberarán en el día a día.

PARA RECIBIR EL 2015:  

¡A co-crear una nueva realidad! 

 Recuerda que eres co-creador de tu realidad a través de tus pensamientos,  sentimientos, deseos y afirmaciones.      ¿Que deseos tienes para el año venidero? ¿Qué nuevos sueños quieres alcanzar?  ¿Qué anhelos quieres cumplir?   Visualízate logrando cada una de estas metas,   obsérvate feliz y agradecido por obtener cada uno de estas bendiciones.      Pon en manos de tus ángeles y de Dios todas estos planes,  para que te ayuden a concretizarlos.    

 La acción:  Cada miembro de la familia escribe  sus manifestaciones en un pedazo de papel,  se amarran a globos de helio y justo al comenzar el 2015, se sueltan todos los globos juntos,  para que los deseos se vayan al cielo.   Una vez  hecho esto,  CONFIA,    todo  aquello que hayas pedido y que vaya de acuerdo con tu más alto bien te será concedido! 

¡Celebra tu vida!

 Ante los finales,  ante los nuevos comienzos,  ante todos los momentos,  no te olvides que la vida es UNA,  que cada momento que vives es único e irrepetible y que, seguramente,  tienes mucho que celebrar.

 ¡Feliz cierre de año 2014!  Y ¡Feliz inicio de año 2015!

 Que los ángeles te acompañen hoy y siempre. 

Un fuerte abrazo,

Angélica Bovino