Select Page

Queridos míos: 

Hemos hablado en incontables ocasiones de la importancia de ver, atender, procesar y expresar sus emociones.      Ya que las emociones estancadas,  que no son procesadas o expresadas pueden convertirse en bloqueos energéticos y posteriormente en enfermedades. 

También,  hemos hablado de que no existen  emociones o sentimientos buenos o malos,    todos los sentimientos,  incluyendo aquellos que ustedes consideran “negativos”  como la tristeza,  el dolor,  el enojo,  la ira o el miedo  son inherentes a su condición humana y traen implícitos alguna necesidad a satisfacer,    alguna acción a tomar o alguna lección de vida a aprender.  

Entonces,   ¿Cuándo es que los sentimientos o emociones pueden resultar negativos? 

  • Cuando no haces caso de su existencia y solamente vives en la razón. 
  • Cuando tienes miedo de tus sentimientos y no  te permites vivirlos plenamente.
  • Cuando no los aceptas como tuyos,  quieres evadirlos,   negarlos, etc. 
  • Cuando los vives en el interior solamente, sin darles un canal de expresión sano.       Te lo guardas para ti mismo,  no le das una salida positiva. 
  • Cuando si los expresas,  pero los utilizas como una fuente para dañar a otros  o a ti mismo (te vuelves ofensivo,  vengativo, depresivo, etc.).
  • Cuando no te responsabilizas de tu sentimiento y de la necesidad que viene implícita.    Por ejemplo,   tu sentimiento te pide que pongas límites a otra persona y tu lo dejas pasar,  de tal manera que la situación se seguirá presentando una y mil veces,  trayendo consigo una vez más el sentimiento en cuestión.
  • Cuando te creas o generas expectativas o historias  a partir del sentimiento,  que después al no cumplirse de la forma en que las visualizaste,  te generan otros sentimientos de tristeza y desilusión. 

Como ves, los sentimientos son parte importante de tu humanidad,  es por eso que te pedimos que los vivas en plenitud,  permítete sentir y utilizar a tus mismos sentimientos como fuente para tu crecimiento;     permítete sentir,   dejando de que tus sentimientos sean guías en tu camino,  observa tus emociones y honráte en el proceso de tu humanidad.  

Si existen sentimientos que te cuesten trabajo afrontar,  nosotros los ángeles estaremos  siempre gustosos de asistirte en el proceso.     

Te amamos y acompañamos siempre

Arcángel Jeremiel. 

corazon_morado[1]