Select Page

ARMONIZACIÓN DE ESPACIOS.

Muchas veces el lugar que habitamos, con el paso del tiempo se va llenando de energía que es ajena al amor, energía que traemos sin darnos cuenta de la calle, del contacto con otras personas y de los lugares que visitamos.

Esto poco a poco y sin darnos cuenta hace que la energía no fluya de la mejor manera y que poco a poco se vaya acumulando negativamente. Esto afecta nuestro sueño, nuestro humor y la interacción entre las personas que habitan la casa.

Es importante mantener el orden, la limpieza tanto física de la casa, como también mantenerla libre de energías densas o de cargas etéricas inarmónicas.

Esto se logra, cuando vivimos en armonía con nuestro entorno, tratando de mantener orden en los lugares donde habitamos, por ejemplo es bueno: dejar los zapatos en la entrada de la casa para no entrar con la energía del exterior, no acumular cosas, reparar lo que está descompuesto, tirar o regalar lo que ya no hemos usado en un tiempo, que las puertas se abran con libertad sin que nada les estorbe, reparar las fugas de agua que haya en la plomería de la casa, mantener en el cuarto de la pareja un ambiente romántico, con elementos amorosos, de parejas e imágenes que invoquen a la paz y al amor, también se recomienda poner un paño rojo debajo de la cama de la pareja, en general lo que se busca es que tu encuentres tu paraíso personal en tu casa, que cada lugar este lleno de detalles que te hagan sentir bien y lleno de paz.

También es importante mantener los 4 elementos en todas las habitaciones, fuego, tierra, agua y aire, combinados armónicamente generan espacios llenos de paz y armonía para todos los que lleguen al hogar.

Cuando las personas que viven en la casa sienten que hace falta una armonización especial del espacio, lo que yo hago es ir al lugar y prender incienso por todas las habitaciones, también utilizo una loción especial (hecha a base de agua de rosas, violetas y coco) que ayuda a mover la energía estancada; así como inciensos y velas, con todas las personas que viven el lugar vamos recorriendo lugar por lugar con mantras y oraciones, todos juntos con al intención de generar energía positiva impregnando cada rincón de amor incondicional, de esta forma se llena todito de amor y donde hay amor ya no hay espacio para nada malo.

Recuerda cuando tu casa es tu paraíso personal, tu vida fluye con mayor ligereza, y es mucho más fácil encontrar la paz y armonía en todos los aspectos.

Logrando así que siempre haya amor en cada habitación de tu alma.

TANIA DULCHÉ

Captura de pantalla 2016-04-14 a la(s) 15.24.25