Select Page

LA ABUNDANCIA VA MUCHO MÁS ALLÁ DEL DINERO.

Cuando te enfocas a los aspectos materiales, únicamente te estás enfocando a un solo aspecto de tu vida, estás dejando de lado lo más importante: el amor.

Los ángeles sabemos que para ustedes como sociedad el dinero ha adquirido un gran peso, que lo han endiosado,  creen que si no lo tienen o no poseen lo suficiente, no pueden vivir. Se olvidan de que el dinero es sólo un vehículo, una energía más que les permite adquirir cosas, comodidades, entretenimiento, conocimiento, etcétera. Que es sólo una energía, y que es necesario que le den el peso que realmente tiene.

Cuando pidas al Universo, cuando manifiestes tus deseos no pidas que se te dé el dinero para hacer algo, pide ese algo en particular que estás necesitando o deseando y deja que el Universo actúe a tu favor. Si lo que necesitas es un bien, pídelo, si necesitas la resolución de un conflicto, pídela.  Si necesitas estar libre de deudas, pide la libertad económica.

 También estás acostumbrado a traer a flor de piel algunas frases como: “no tengo”, “no me alcanza”, “no puedo”; necesitan cambiar su patrón de pensamiento; entender de una vez y por todas que Dios construyó un planeta ABUNDANTE para ti y para todos los seres humanos. Entonces porque insistes en tener pensamientos que tienen que ver con la carencia. DIOS NO QUIERE QUE VIVAS EN LA POBREZA, DIOS TE QUIERE VER VIVIENDO EN ABUNDANCIA.

 Pues bien, cuando hablamos de la abundancia no estamos hablando sólo de lo material, la abundancia se refiere a otros aspectos. Hablamos de abundancia cuando hablamos de un trabajo que te llena de satisfacciones, de orgullo, de paz; sentirte seguro en tu entorno, sentirte bien con tu cuerpo y tu sexualidad, sentirte capaz de lograr tus metas, amarte a ti mismo y respetarte sobre todas las cosas; cuando logras tener relaciones significativas y le das el sentido de AMOR a estas relaciones (todas tus relaciones, no nada más de pareja); cuando tus comunicaciones se vuelven más personales, asertivas y profundas; cuando le haces caso a tu intuición y descubres que no estás solo, que tus ángeles estamos contigo y te acompañamos en cada momento de tu vida; cuando tienes una buena relación con Dios y descubres que también tú eres una parte perfecta de su creación, descubres que en ti YA EXISTE EL AMOR DE DIOS y que nada puede ser más abundante… TODO ESTO TAMBIÉN ES ABUNDANCIA.

 Ahora, tú eres hijo de Dios, ¿qué crees que quiere un padre para su hijo?: ¡LO MEJOR! Quizá todo este proceso por el que estás pasando tiene que ver con un aprendizaje, con un darte cuenta de que la felicidad que estás buscando no está en los bienes materiales, quizá todo este proceso se te está dando para que finalmente voltees a tu alrededor y puedas entender que la abundancia está aquí y es para todos. Como una muestra de esto que te digo, sal el día de hoy a un parque o a cualquier lugar de la naturaleza, siente el sol en la piel, el aire, respira profundo, ve a tu alrededor y pon atención; Dios siempre te regala algo especial, te hace saber, de alguna manera, que está contigo y QUE TODO ESTARÁ BIEN.

 Te amamos y te acompañamos…

 Arcángel Uriel

 Extracto del libro VIVIR EN ABUNDANCIA DE LA MANO DE LOS ÁNGELES,  de venta en www.elsotano.com      con foto y linkeado a: