Select Page

Queridos míos: 

 Es momento de revisar su vida, de  replantearse la forma en que hasta este momento han estado viviendo.     Imagina que hoy tuvieras la oportunidad de cerrar  un capítulo y  estas frente a una hoja en blanco en la que puedes plasmar tu vida como tú la quieras vivir. 

 Hoy estás aquí y es un buen momento para preguntarte ¿Con qué quieres llenar este nuevo espacio?   ¿Qué elementos me gustaría que permanecieran?  ¿Qué elementos de mi vida me gustaría quitar?  ¿Con que colores me gustaría pintar mi vida?  ¿La quiero blanco y negro o la quiero de colores?   ¿Qué puedo hacer, de manera voluntaria, para mejorar el capítulo anterior?  O ¿Voy a mostrarme apático y voy a permitir que otros llenen mi página de acuerdo a su voluntad?  

 Y es así como entra tu responsabilidad.  Te vuelves responsable de tu vida  cuando  haces estos momentos de reflexión, cuando eres capaz de ver hacia adentro y preguntarte ¿qué cambios requiero hacer?   Cuando  dejas de responsabilizar a tu entorno de lo que te sucede y te dispones a tomar las riendas  y a hacer los ajustes pertinentes que te lleven a tener una realidad de mayor calidad y más plena.

 Hoy no hay pretextos,  tampoco se trata de hacer resoluciones o propósitos que sabes que no vas a cumplir.   ¡Se trata de ti, de tu vida y de tu propia felicidad!    Y sabemos que todo cambio lleva un proceso, quizá para lograr ese cambio de trabajo que tanto deseas requieras de más capacitación;  posiblemente soltar esa relación que te resulta tóxica requiera pasar por un periodo de duelo;  o lograr esa meta que tanto anhelas requiera una gran preparación de tu parte;  pero lo que sí es cierto, es que el camino se recorre paso por paso y  hoy es un buen día para comenzar a caminarlo. 

 Hoy, querido mío, ponemos frente a ti una página en blanco,  con esto te regresamos tu responsabilidad,  entiende que tu vida es tu creación y que la estás creando momento a momento a través de tus deseos, de tus pensamientos y de tus actos.  

 Hoy tu vida es un lienzo en blanco  y tu voluntad es el pincel que pintará esta página.

 Tus ángeles te estaremos acompañando en cada momento de esta gran creación llamada vida, ayudándote a llenarla de colores y a que la vivas y la disfrutes intensamente.

 Te amamos y te acompañamos siempre,

Arcángel Chamuel.