Select Page
Arcángel Jofiel

De tus heridas florecerán tus dones

Queridos míos:

Muchos de ustedes se pueden preguntan el para qué de sus heridas y ven como innecesario el haber vivido ciertas situaciones en su vida. Muchos de ustedes han llegado a considerar que “la vida”, “el destino” o Dios han sido injustos con ustedes al permitirles vivir una u otra experiencia.

Todos ustedes que decidieron regresar a este plano, lo hicieron con la finalidad de que su alma siguiera evolucionando y ante esto decidieron encarar ciertas vivencias, que se convertirían posteriormente en lecciones de las cuales se desprendería un aprendizaje.

Pues bien, es justo de esas situaciones dolorosas, que tanto los lastimaron de donde van a obtener los aprendizajes sublimes que los llevarán a convertirse en mejores seres humanos y posteriormente en seres más iluminados.

Muchos de ustedes se quedan únicamente en el dolor generado por estas heridas. Se quedan con la idea o la sensación de tener hoyos en el corazón, que fueron creados a partir de las carencias o abusos que sufrieron. La clave para lograr convertir estas situaciones tan negativas que vivieron en un aprendizaje positivo es TRASCENDER EL DOLOR.

¿Cómo sería trascender el dolor? Si bien no existe una receta que se “deba “ seguir, algunas de las acciones que pueden tomar son las siguientes:

• INTROSPECCION: Voltear hacia adentro, abrir el corazón, verlo, sentirlo… dejarlo girar otra vez; atreverse a abrir la caja que contiene la historia, los sentimientos y los recuerdos olvidados.
• Permitir que emerjan los sentimientos escondidos, sentirlos, sostenerlos, ponerlos en la superficie para ser sanados.
• Ver de frente la herida y afirmar “Gracias a esta situación, yo tuve que desarrollar en mi __________________________ (cualidad). Gracias a que desarrollé _________________________ (cualidad), logré___________________. Hoy esta cualidad me sirve para _____________________.

Observarán que al hacer este tipo de ejercicios de manera consciente, sentirán que esos hoyos que sintieron en el corazón se convierten en campo fértil para que florezcan sus más bellos dones. Y que al poner estos dones al servicio de los demás encontrarán el gozo de servir.

Tengan por seguro que les estaremos acompañando también en este proceso.

Les amamos profundamente,
Arcángel Jofiel.