Select Page

Hermanos:

 Una vez más hacemos hincapié en la importancia que tiene el ser agradecido,  cuando les decimos que agradezcan,  no lo hacemos  en función de que nosotros los  ángeles o Dios mismo  necesitemos de esta alabanza;  si no en función de que aprendan a elevar su sistema energético y crear una realidad más plena para ustedes mismos.

 Cuando tú agradeces, suceden muchas cosas:     Antes de agradecer  necesitas tener algo que agradecer,   esto quiere decir buscar en ese momento, en ese espacio algo positivo a lo que tengas que enfocar.     El simple hecho de ser agradecido te obliga a centrar tu atención en lo positivo.   No agradeces la carencia, normalmente agradeces lo que sí hay.    Con enfocarte en la parte positiva, ya estas generando el tener una perspectiva diferente de la vida.    

 En segunda instancia,  cuando agradeces y lo haces desde el corazón,  generas que la energía de tu corazón se expanda,  con esto abres tu corazón, entras en contacto con tus sentimientos y tu ser interior.  

 Por último,   el sentimiento de agradecimiento,  junto con el amor, es una de las vibraciones más altas que hay, cuando agradeces elevas tu vibración personal.

¿Por qué hacemos tanto énfasis en esto?    Las situaciones que atraes a tu vida van de acuerdo a tu vibración personal, a tus pensamientos, sentimientos y por supuesto a tus acciones.   En la medida que cuides que estos cuatro aspectos sean congruentes y positivos, atraerás a tu vida situaciones benevolentes para ti;  si tu vibración personal esta baja,  tus pensamientos  y sentimientos negativos, seguramente estarás atrayendo situaciones poco favorables.

 En la medida que tú eleves tu vibración personal ayudas a tu entorno a elevarse;  cuando tú  te vuelves positivo, iluminas tu entorno y modelas a otros la posibilidad de serlo.

 Entre más seres eleven su energía personal, más  elevas la energía de tu familia, grupo, comunidad y hasta del planeta.

Recuerda:   Ser agradecido te ayuda a centrarte en lo positivo (pensamiento), abrir tu corazón (sentimiento) y elevar tu vibración personal.    Con esto atraes hacia ti una realidad más plena (acción)  y ayudas a iluminar tu entorno. 

 En cada momento, en cada situación de tu vida, pregúntate   ¿Qué tengo que agradecer  de esta situación?  y acostúmbrate a ser agradecido.

 Te amamos y te estamos acompañando siempre,

Arcángel Uriel.