Select Page

Queridos míos:   

 Ya está muy cerca el cambio de frecuencia que tanto han anhelado  y existen muchos miedos alrededor de la fecha que tienen señalada como el fin de la era.     Se han tomado muchos mensajes como literales y algunos de ustedes están a la expectativa de que sucedan grandes catástrofes…     Una vez más les recordamos que hoy más que nunca tienen que soltar el miedo y vibrar en amor.

 En los últimos años cada uno de ustedes ha venido viviendo situaciones que han cambiado su vida,  que les han hecho sentir que sus cimientos personales se cimbraron y quizá algunos aspectos de su vida se desmoronaron para ser reconstruidos desde una nueva óptica.  Como consecuencia de esto,  muchos de ustedes emprendieron un viaje hacia el interior, observando y sanando sus heridas más profundas.      Entendieron que no están solos y que los ángeles, los arcángeles, los maestros ascendidos, los seres de luz y Dios estamos siempre acompañándolos, ayudándolos, guiándolos, amándolos;   aprendieron que el valor más importante que existe es EL AMOR, en todas y cada una de sus formas   y que cuando son capaces de vibrar en amor, son capaces de sentir la presencia de Dios en su interior y de entrar en contacto con su propia Divinidad.  

 Pues bien, ha sido un largo recorrido,   una larga noche para algunos de ustedes y hoy estamos ante el momento en el que está apunto de amanecer…     Y ustedes mismos han dicho que cuando está a punto de amanecer es cuando existe más oscuridad.      Para algunos, así está siendo esta semana y todo tienen una razón de ser.. una explicación.  

 Ante la inminente expansión del ser superior (en todas sus formas posibles); el ego está reaccionando, esperando con esto detener el crecimiento y la evolución del ser.    ¿Te das cuenta? esto sucede a nivel global;  pero antes que nada sucede a nivel individual.  

 Es muy posible que en estos días te sientes como si hubieras retrocedido en el tiempo,   situaciones que creías superadas pueden volver a surgir,  sentimientos oscuros como sentirte inadecuado, dolores profundos, soledad, vergüenza, ira, enojo, miedo pueden resurgir en ti con fuerza.     Es posible que sientas que te encoges energéticamente y que te sientas falto de fe y desesperanzado.        Es importante que estés atento y alerta y que si llegas a sentirte de esta manera, tengas la consciencia de que es tu ego, que al sentirse amenazado, está tratando de jalarte a un estado de negatividad, generando que te olvides de quien eres en realidad y de todo el camino que has recorrido para llegar hasta acá.

 Es por eso que hay cinco situaciones que debes tener muy presente esta semana (escríbelas y ponlas en sitios que ves varias veces al día:    tu computadora, el refrigerador, el espejo retrovisor del coche,  el espejo del baño, tu buro, etc.).   Y que posteriormente deben de ser una guía en tu vida:

 1.   LA DIVINIDAD VIVE EN TI:   Dios está en todos lados, en cada partícula del Universo,  también está en ti, eso te hace perfecto, te hace fuerte y poderoso.   Cuando reconoces a Dios dentro de ti , es cuando entras en contacto con tu Ser Superior y te engrandeces.

2. ERES CREADOR DE MILAGROS, TU PROPIA VIDA ES TU MILAGRO:   Tú eres el creador de tu vida, tu eres el que escribe la historia, el que pinta el lienzo,  tienes ese poder y siempre puedes borrar y volver a empezar de nuevo.

3. ESTAS SIEMPRE ACOMPAÑADO  Y ASISTIDO:   Los ángeles, los arcángeles, los maestros ascendidos te acompañamos y estamos asistiéndote a cada instante del camino, solo tienes que abrirte a nuestra presencia.

4. EL UNIVERSO ENTERO RESIDE DENTRO DE TI:   guarda silencio,  cierra tus ojos y deja que se desenvuelva…

5. EL AMOR ES TU MAS PROFUNDA ESENCIA:    Es en el amor y por amor por lo que fuiste creado… tu esencia, tu aprendizaje y tu misión en esta vida todas tienen que ver con dar y recibir amor… ahí también reside tu felicidad. 

6. ERES LUZ Y LA LUZ SIEMPRE DISUELVE LA OSCURIDAD.   

 Recuerden siempre, que estamos a su lado y los estamos acompañando hoy y siempre.

 En el amor y la luz,

Arcángel Miguel y todos los ángeles.