Select Page

Hoy tuve la fortuna de correr en el Iztaccíhuatl, durante mi corrida estuve meditando y la montaña me habló, me dijo que tenía que saber que los que se atreven a recorrerla, a pisar sus veredas, subir sus cuestas, cruzar sus ríos y caminar sus brechas son grandes Guerreros,   después de decir esto, se dispuso a explicarme cuáles son las características que todo GRAN GUERRERO tiene:1936228_527063530799923_5755502843148777612_n

  • UN GUERRERO ES FUERTE:     Tiene la fuerza interna para enfrentar cualquier reto que se le presente.   Su fortaleza está en lo contundente de su pisada, en que da pasos firmes y conoce sus objetivos; sabe a donde se dirige y nada lo detiene.       Se sobrepone a sus momentos de dolor, de tristeza o de miedo,   abraza su sentimiento, se limpia sus heridas, se sobrepone a su miedo y sigue adelante.
  • UN GUERRERO SE CONOCE A SI MISMO: Sabe cuáles son sus debilidades y siempre busca la forma de compensarlas. También conoce sus fortalezas y sabe cómo utilizarlas para lograr sus objetivos.
  • UN GUERRERO TIENE EL CORAZÓN ABIERTO: Sabe que abrir el corazón no es sinónimo de debilidad, si no de fortaleza. Un guerrero pone el corazón en lo que hace, se apasiona y ama intensamente.
  • UN GUERRERO ES VALIENTE: Tiene miedo y se sobrepone a él,   lo enfrenta y se descubre a si mismo siendo más grande que sus miedos. No se paraliza,   sigue caminando y usa a su miedo como su aliado, lo convierte en su escudo protector.
  • UN GUERRERO ES HERMOSO: Un guerrero se cuida a si mismo, se procura a si mismo, se llena de amor; todo este amor interno se refleja al exterior en forma de belleza. Un guerrero brilla y al hacerlo ilumina al mundo.
  • UN GUERRERO ES TENAZ: No importa cuales sean las circunstancias en las que se encuentre un guerrero es tenaz, siempre busca la forma de lograr sus objetivos, de acabar su carrera, de salir victorioso en la batalla.
  • UN GUERRERO SE HONRA Y SE RESPETA A SI MISMO: Un guerrero está en constante contacto consigo mismo, se honra y se respeta en sus sentimientos y sabe satisfacer sus necesidades. Un guerrero sabe que para lograr sus objetivos tiene que estar y sentir bien.
  • UN GUERRERO SABE ESTAR SOLO Y SABE ESTAR ACOMPAÑADO: Un guerrero es capaz de pararse sobre sus propios pies, sabe estar consigo mismo y disfruta de su propia compañía;   sin embargo, también sabe que hay momentos en que necesita de la ayuda y la compañía de otros y sabe pedir ayuda y disfrutar la compañía de los que están a su alrededor.
  • UN GUERRERO ES PERSEVERANTE:   No se da por vencido, cuando encuentra puertas cerradas, busca como abrirlas; cuando cree que ya no hay camino, busca un nuevo. No acepta un no por respuesta, siempre busca como lograr el Sí.
  • UN GUERRERO CONFÍA EN EL CAMINO:   Sabe que el camino se irá abriendo a sus ojos, que el camino será benévolo con él, acercando todos los elementos que necesite para lograr su objetivo.
  • UN GUERREO DISFRUTA DEL CAMINO:   Sabe que cada paso del camino es importante, está atento a lo que sucede y se maravilla por lo que ve.
  • UN GUERRERO SE SABE SIEMPRE SOSTENIDO POR LA LUZ: Sabe que nunca está solo, sabe que Dios lo toma de su mano y lo acompaña y sostiene siempre.
  • UN GUERRERO SE SABE SIEMPRE AMADO:   Sabe que Dios lo ama inmensamente, que sus ángeles lo aman y se abre a recibir el amor de todos aquellos que lo rodean.
  • UN GUERRERO DISFRUTA Y VALIDA SUS LOGROS:  Un guerreo reconoce su grandeza al lograr aquello que se propone,   celebra y disfruta cada uno de sus triunfos.
  • UN GUERRERO SE LEVANTA CUANDO SE CAE:     Si se tropieza, si se cae, si tiene que hacer un alto en el camino y retomar; si tiene que cambiar la ruta, lo hace.   Un guerrero sabe vivir sus caídas y volverse a levantar.
  • UN GUERRERO SIEMPRE SIGUE ADELANTE:   No importa lo que pase, cuantas caídas ha tenido, cuantos logros, un guerrero siempre sigue persiguiendo sus sueños.
  • UN GUERRERO AGRADECE: Sabe decir gracias, a Dios, a la vida, a la naturaleza y a todos aquellos que lo rodean. Sabe que el sentimiento de gratitud es sublime y que con esto crea más abundancia.

 

¡Gracias a la montaña por tan bello mensaje,   me siento profundamente bendecida!