Select Page

En ocasiones es más fácil juzgar a otros por sus acciones que detenerse a mirarlos con compasión.

Ver con compasión al otro es detenerte a mirarlo, es entender que él o ella, al igual que tú, tiene una historia, con situaciones positivas y negativas, que lo hicieron crecer y que también lo lastimaron. Verlo con compasión es percibir que esa persona puede actuar desde sus heridas.

La próxima vez que una persona presente una actitud desfavorable, antes de juzgarlo, señalarlo o etiquetarlo negativamente, pregúntate: ¿Por qué esta persona actúa de esta forma?, ¿Cómo me sentiría yo si estuviera en sus zapatos?, ¿Cómo reaccionaría yo si estuviera en sus circunstancias?

Pide a tu angel que te permita verlo a través de su mirada, y entenderás que esa persona que está frente a ti, no es más que un ser humano haciendo su mejor esfuerzo.

Descubrirás que quizá una persona codependiente esconde una gran necesidad de sentirse amada y protegida por otros; una actitud de víctima, lleva implícito el mensaje de necesito sentirme atendida y vista por otros; un comportamiento soberbio y orgulloso, a veces es una máscara para no mostrar vulnerabilidad, y la incapacidad de generar vínculos afectivos profundos, es una forma de protección para no permitir que otros lo lastimen.

En fin, muchas veces estas actitudes que puedes considerar “erróneas” o fuera de lugar en otra persona y en ti mismo, no son más que un profundo miedo a ser lastimado, a no ser amado, querido, aceptado por el otro. Cuando ves al otro con compasión, puedes ver su miedo y ser empático con él; no te enganchas en la situación; cuando tu mirada cambia, también cambia tu forma de reaccionar. Es más fácil perdonar y perdonarte cuando tienes esta perspectiva.

¿Te das cuenta? Cuando eres capaz de ver a los otros con mirada de compasión (pidiendo a los ángeles que te presten sus ojos), te vuelves más humano, más misericordioso y más sensible.

Antes de engancharte en una situación, recuerda la próxima vez abrir tu corazón y pedirle a tus ángeles que te permitan ver al otro a través de sus ojos, obsérvalo con compasión, para tratar de entender sus motivos.

Arcángel Zadkiel

 

Extracto del libro Escucha a tus Ángeles con el Corazón de Angélica Bovino,  a la venta en www.gandhi.com.mx

libro--