Select Page

Querido mío:

Hemos visto tu caminar y estamos asombrados de todo lo que eres,  de todo lo que has  avanzado y lo mucho que has crecido.       Te honramos,  te reconocemos con un ser hermoso,  valiente,  lleno de Luz.   Sabemos que cuando te decimos esto,   te haces pequeño y te apenas.   Solo te queremos recordar que nosotros no buscamos adularte,  vemos tu grandeza en cada una de tus acciones,  vemos el amor que existe en tu corazón y la forma en que has aprendido a compartir este amor con los que te rodean.  Vemos tus esfuerzos por avanzar, por ser cada día mejor y por crecer.

Solamente queremos recordarte que eres un ángel en proceso,  tu también eres parte de la creación de Dios,  tu también eres un ser radiante y luminoso como nosotros y tu también tienes alas para volar (aunque no las creas y no las puedas ver).

Por eso te pedimos que abras tus alas y vueles alto,  date permiso de soñar y confía en que juntos tú,  nosotros los ángeles y Dios llegaremos muy lejos.

Te amamos incondicionalmente,

Hoy y siempre.

Tus ángeles.

 

 

Mensaje contenido en el libro VIVIR EN ABUNDANCIA DE LA MANO DE LOS ÁNGELES,  haz click aquí para adquirirlo.