Select Page

Queridos Míos:

Todos ustedes han aprendido a relacionarse con el dinero de diversas formas,  pero casi todos coinciden en tener una relación con el dinero que al final de cuentas es equivocada:

Algunos lo atesoran,  le dan una importancia suprema en su vida,  lo endiosan y lo convierten en el centro de su vida.    Trabajan toda su vida, de sol a sol para ganarlo,   lo ahorran y no lo quieren gastar,   lo aprisionan,  lo guardan, lo acumulan;  ¿para que?  Para que al final de sus vidas sea repartido entre otras personas que pueden o no valorarlo.

Otros lo gastan en demasía,  lo derrochan,  se endeudan sin respeto y luego no saben como pagar lo que gastaron.

Otros más lo desprecian  en secreto, a la vez que se reconocen necesitados de su presencia,  consideran que es el autor de grandes catástrofes y problemas.

Otros lo alejan con pensamientos constantes de miseria, pensando que tenerlo es inalcanzable.   A otros les genera ansiedad tenerlo y buscan gastarlo de prisa.

Deben de saber que el dinero no es ni bueno,  ni  malo,  ni siquiera tiene todo ese poder que ustedes le están dando.  Deben de saber que el dinero solo es una manifestación más de la energía Divina Universal.  Es un medio que les permite llegar a otros lugares,  concretar sus sueños y obtener otros bienes.

Para tener una relación favorable con el dinero,  deben entenderlo como una energía que requiere fluir con facilidad, no retenerlo,  recibirlo con agradecimiento y alegría y dejarlo fluir de la misma manera.

Entender que el dinero es el medio,  no el fin,   que es al igual que todo lo que existe parte de la creación ,  por lo tanto parte de la Divinidad y del todo.

Dale la bienvenida al dinero a tu vida,  deja que fluye y permite que Dios se manifieste también a través de él.

Con Amor,

Arcángel Ariel.

MENSAJE CONTENIDO EN MI LIBRO:  VIVIR EN ABUNDANCIA DE LA MANO DE LOS ÁNGELES.  PARA ADQUIRIRLO HAZ CLICK AQUÍ