Select Page

Mi niña hermosa:

Han construido a lo largo de los siglos un mundo donde reina la agresividad y el miedo.  A veces he escuchado como desde tus pensamientos te preguntas a ti misma ¿Qué puedo hacer para  generar un cambio?

Son muchas  las acciones que pueden tomar:  abrir el corazón, vibrar más alto, sembrar la semilla de paz en sus corazones,  sin embargo hay una acción en particular que puede ayudar mucho y es cuidar la palabra.

Sus palabras son el reflejo de la interacción entre cada uno de ustedes.  Si los vínculos fueran puentes,  las palabras son los ladrillos que los construyen.   Si tú cuidas tus palabras, estás cuidando tus comunicaciones  y por ende tus relaciones.   Si cada ladrillo que pongas en este puente maravilloso es un ladrillo de luz y amor,  obtendrás puentes luminosos y amorosos.

Entonces concretamente te estoy pidiendo que cuides que cada una de tus palabras salgan desde tu corazón,   que aun cuando expreses enojo, dolor o frustración,  bañes tus palabras de luz y de amor antes de que salgan de tu boca.

Verás que al mejorar tus comunicaciones,  mejoras tus relaciones y con esto pones tu parte en la construcción de un mejor mundo.

Te amo siempre,

Arcángel Gabriel.

Mensaje contenido en mi libro Vivir en Abundancia de la Mano de los Ángeles.  Para adquirirlo haz click aquí